Documenta 14 ¿Aprender de Atenas?

Ibrahim Mahama, Check Point Prosfygika. 1934-2034. 2016-2017, 2017. Performance -cosiendo costales para crear un ágora- en la plaza Syntagma, frente al Parlamento en Atenas, documenta 14, foto: Mathias Völzke

Documenta 14 tendrá lugar en dos ciudades. El pasado 8 de abril se inauguró en Atenas con el título Documenta 14: Aprender de Atenas. El próximo 10 de junio se inaugura en Kassel, donde estará abierta al público hasta el mes de septiembre.

La co-organización de la 14ª edición de Documenta entre Kassel y Atenas es una propuesta de Adam Szymczyk, director artístico de Documenta, quien explicó que el propósito de dicha decisión es «reflejar la situación actual en Europa y poner de relieve las tensiones palpables entre el norte y el sur». Szymczyk considera que la elección de Grecia se desmarca de los conflictos entre el país mediterráneo y Alemania y que su punto focal es su situación geográfica y la migración.

La inauguración en Atenas estuvo precedida por una serie de eventos que hacen parte del programa El Parlamento de los Cuerpos, a cargo de Paul B. Preciado, activista español que hace parte del equipo de Documenta 14. El primero de ellos fue Ejercicios de Libertadel cual tomó forma en conversaciones, encuentros y performances con una variedad de artistas, académicos, activistas y pensadores como Naeem Mohaiemen, Candice Hopkins, Neni Panourgia, Judith Revel, Ana Longoni, Niillas Somby y Jack Halberstam.

Andreas Angelidakis, Antonio Negri, Paul B. Preciado, en la apertura de los Programas Públicos de documenta 14 en Parko Eleftherias, Atenas.

El programa adoptó un enfoque agresivamente político al integrar temas que van desde los regímenes dictatoriales hasta el activismo feminista y queer en un esfuerzo por no sólo redefinir la interpretación de la historia a través de una perspectiva contemporánea, sino también presentar propuestas aplicadas a términos como “libertad” y “democracia”. La intención era “introducir lenguajes contemporáneos de resistencia de la revolución kurda a las luchas locales” para reformar nuevas prácticas en un marco que no se planteaba “como una exposición ni una conferencia”, sino un “teatro político” ‘Invitó a construir activamente diariamente cuestionando ubicación, jerarquía, visibilidad y escala’.

Durante estos días se están publicando en los medios las notas informativas de rigor que presentan la muestra y destacan que inicia en Atenas. Vendrán luego las notas de revistas y medios especializados del mainstream del arte contemporáneo. Todos harán el tour por la versión griega de Documenta y quedarán a la espera de la segunda parte en Kassel.

Interesante conocer qué piensan los críticos y artistas de Atenas, pues el equipo de Documenta llegó a esta ciudad hace dos años y desde entonces ha venido preparando el terreno para la puesta en espacio del Parlamento de los Cuerpos, así como la muestra que se abrió hace unos días con la participación de ciento sesenta artistas.

Algunos críticos de la escena local han publicado varios artículos que dan cuenta de la propuesta de Paul B Preciado, resaltando sus fortalezas y reflexionando críticamente sobre el impacto inicial que tiene en la ciudad y el medio artístico local. La crítica Despina Zefkili escribe lo siguiente en Documenta 14, una reflexión antes de su apertura:

But this intention to draw interconnections between peripheral histories was soon tripped up by the fact that the majority of the interventions in documenta 14’s public programmes leaned towards a romanticised image of resistance. There was anthropologist Neni Panourgia’s talk ‘Chronotopes / Dystopic Geometries / Terrifying Geographies’, an emotionally charged oral and visual ‘tour’ from Parko Eleftherias to Makronisos (a prison island during the civil war and military dictatorship); and Angela Brouskou’s theatrical performance Epitafios II, bringing together Thucydides’s History of the Peloponnesian War and Cornelius Castoriadis’s The Problem of Democracy Today. In such cases as these, the framing of documenta 14’s public programmes was limited to a timeless fantasy drawn from ancient and contemporary myths, all satisfying the constructed image of Athens as the resisting subject par excellence in the struggle against the international collapse of democracy, dignity and the welfare state.

Instead of including works and interventions in the public programmes that touch on local histories in unexpected ways so as to resist superficial and stereotypical readings, the much discussed involvement with Greek history in ‘Parliament of Bodies’ was in many cases both overly sentimental and confident. Emphasis was placed on seductive images that reproduced easy meanings instead of activating fragile and fluid histories. A characteristic example is the Dictionary of Greek military junta LTI—Lingua Tertii Imperii by artist Daniel G. Andujar, the only publication created for the public programmes—a simplistic and superficial recording of the junta at best, created with archive images sometimes contrasted with images of ancient statues with visual similarities. Even the emphasis on the queer and trans subject—crucial in the context of Greek society, which has witnessed the rise of the extreme right and the canonisation of fascist and nationalistic discourses in the media and public sphere—has become less relevant and influential as a result of it being absorbed into a nostalgic mélange of historical resistance. 
[Ocula]

La periodista Luna Svarrer hace el siguiente reporte del primer evento del Parlamento de los Cuerpos, donde se hacen legibles las tensiones que ha producido la llegada de un evento de las dimensiones de Documenta 14 a una escena tan compleja como la de Atenas.[wpanchor id=”#doc14″]

Documenta 14: What happens when the international art elite goes Greek?

The art elite goes Greek might be an overstatement. The international art elite, which followed documenta, might be in Athens; listening interested to the stories of torture in the Junta dictatorship, but the speakers and artists at the public program is more a melting pot, introducing stories from around the world: Chile, Norway, Canada, Armenia, Bangladesh and many more. In this case Norway seems as exotic as Greece.

Alexis Fidetzis, an artist living in Athens, expressed both excitements on documenta 14 placements in Athens as well as concerns, before the public program started. “I think it is great documenta is coming to Athens, that was my first thinking,” Alexis Fidetzis starts out. “But I have concerns, and they are two-fold” he continues, explaining the political tension in Greece, and how the program might spark nationalism, a flammable topic, without the documenta team even knowing.

The other concern addresses what happened earlier this year at Athens and Epidaurus festival, where the Belgian artist and curator Jan Fabre was the Artistic Director. To sum up, Jan Fabre resigned after local artists rebelled against his “plan to turn Greece’s major arts festival into ‘a tribute to Belgium’ and devote eight of the festival’s 10 productions to those from his homeland,” an article in The Guardian explains.

Por las calles de Atenas, junio de 2106

With this example within recent memory, Alexis Fidetzis is looking carefully how documenta is addressing the Athenian art milieu; if it is open, flexible, and dynamic. But he also highlights that ‘the Belgium case’ and the neglect of Greek artists raised nationalistic rhetorics — within the art world. Another perspective he fears.

“Because Fabre was clumsy, the reaction of the Greek artists was full of nationalistic rhetoric. And my fear is that documenta might bring similar reactions, or that in order to avoid those reactions, they will include some participants just so they won’t be called “colonialists” thus lowering their cultural product. Something I think would be unfair to the Athenian public,” he says.

Looking back at the days of documenta, Alexis Fidetzis is not entirely left without concerns, but in a general overlook, he sees the program as educational for the international audience.

“I don’t think the program was created for the Greek public, but more for the documenta public. Created so they will have an understanding of what is going on here.”

Do you think that is a problem?

“Not really. I think it is good that in some terms, they will understand the issues, and hopefully it can lead to a more contemporary, interesting documenta in 2017,” he answers.

What about documenta’s involving of Greek artist?

“I believe they are doing a good job, they have a team in Athens, who knows some artist — of course not everyone, but that is how it goes. On the other hand, I still think there will be a lot of fuzz over it,” he explains.

“What I really think documenta needs to address, having a anti-neoliberal standpoint, is how the left deals and debate the rise of the right wing, but I don’t see them doing that.

They read that the rise of the far right happens just because of neo-liberal politics, and I believe that is superficial. Greek society and education have for decades cultivated a culture of nationalism that in times of crisis has left the public vulnerable to rhetorics of hate. That is something that hopefully will be addressed by documenta in the future.” [texto completo aquí]

La crítica Maria Nicolacopoulou ofrece otra mirada en su texto Exercises of Freedom? A review of documenta 14’s Public Programs launch in Athens:

Ghanian artist Ibrahim Mahama performs “Check Point – Prosfygika” on the main Syntagma square in Athens on April 7, 2017 on the eve of the opening of the 14th edition of the Documenta 14 art exhibition (AFP)

Yet, despite the intentions behind the theoretical framework, a certain disconnect occurred when ideas were put into practice. In their opening statements, for example, both Adam Szymczyk, documenta 14’s artistic director, and Paul B. Preciado, underlined the significance of the terminology behind the title Parliament of Bodies in connection to the past and contemporary history of Athens, with referenced terms including ‘agora’ (assembly), ‘equality’, ‘dialogue’ and ‘participation’. These ideas attempted to initially manifest themselves through Andreas Angelidakis’ architecturally designed pseudo-ruins that were spread around the room serving as a moveable and modular seating arrangement in an effort to invoke ancient notions of applied democracy and prepare viewers for a discursive event, where the audience was supposed to play a key role.

Unfortunately, the well-intended idea and conceptual plan failed to correspond with its execution on a number of levels: the application of equality, dialogue and participation in the programme was left to theory, as opportunities for any kind of discursivity were limited to questions and answers at the end of each day’s events, and the option to voice one’s opinion after each presentation was non-existent. On an average day, a viewer might have to sit through lectures, a performance, and sometimes a ritual, which in total occupied on average four to five hours, rarely allowing time for discussion. Mostly, the core thematic of the entire programme was based on different formatted testimonies on torture and violence, many resembling lectures on group therapy, like artist Bonita Ely’s workshop on post-traumatic stress disorder which covered a day’s schedule.

Sólo recordar que Documenta 14 apenas inicia y habrá que esperar un tiempo para ver si lo que estas críticas señalan se repite en esta primera fase de Documenta que abrió al público el pasado 8 de abril en Atenas.

***

Actualización de abril 11 [wpanchor id=”#carta”]

Marble tent (carpa de mármol) de Rebecca Belmore, similar a la que usan los refugiados en Grecia.

La plataforma curatorial de Documenta 14 busca dar visibilidad a prácticas de resistencia y activismos radicalmente políticos. Sin embargo, se enfrenta a la difícil situación social y política de una escena que ha visto su llegada con escepticismo. Así como en el contexto colombiano una acción artística puede acabar marginando campamentos y movimientos de resistencia ciudadanos, una mega exposición como la Documenta, puede terminar apoyando el desalojo de espacios de artistas y la destrucción de campos de refugiados.

Tras la inauguración de Documenta 14 en Atenas, un grupo de artistas publicó una carta abierta en la que critica el silencio de Documenta tras una serie de desalojos de artistas y redadas de edificios que albergan refugiados en la ciudad.

Los Artistas Contra los Desalojos (Artists Against Evictions) afirman que los espectadores no están “Aprendiendo de Atenas” -el título de la exposición de este año- sino que sólo están viendo una versión de la ciudad aprobada por el estado. Acusa al alcalde de Atenas, Giorgos Kaminis, de su pasividad mientras el gobierno desaloja a artistas del espacio compartido Villa Zografou, detiene a 120 refugiados y arrasa con bulldozers viviendas de refugiados en Tesalónica. Kaminis había dicho que los refugiados que ocupan edificios de propiedad de los municipios están “degradando la ciudad”. En respuesta, los firmantes declaran que esto “no es un momento para hacer archivo con la crisis; este es un momento para la acción, no para el consumo ciego”.

Tortura y Libertad. Tour de Atenas, apertura de los Programas Públicos de documenta 14 en Parko Eleftherias, foto de Stathis Mamalakis

Carta Abierta a los Espectadores, Participantes y Trabajadores de Documenta 14

A todos los Espectadores, Participantes y Trabajadores de la Cultura de Documenta 14

Llamamos su atención, en este preciso momento de “Aprender de Atenas”.

Somos las personas que habitan esta ciudad y nos dirigimos a ustedes como nuestros huéspedes.

Sus cuerpos llenan las calles de Atenas, sus bocas hablan de nuestras penurias, sus pies golpetean nuestros pavimentos. Pero esto no es suficiente. Ahora es un tiempo para crear un espacio para todos, no un momento para hacer archivo cultural de la crisis. Es un momento para la acción, no para el consumo ciego. Le pedimos que redirija sus pasos a las sombras y zonas oscuras, lejos de la fiesta que el alcalde de Atenas ha organizado para usted.

Usted dice que quiere aprender de Atenas, bien, primero abra los ojos a la ciudad y escuche las calles.

Uno de ustedes se lamenta el discurso de los cuerpos ilegítimos. Al mismo tiempo, al permanecer en silencio, está ayudando a la erradicación de espacios para los miles de cuerpos que habitan esta ciudad en unidades autónomas. Estas casas okupadas (squats) están bajo constante amenaza; diariamente nos dicen que seremos desalojados por medios violentos. No sólo ponen en peligro nuestras necesidades humanas básicas, sino nuestras redes de apoyo, espacios de autonomía y prácticas culturales unificadas. En estos edificios conviven artistas y activistas junto con miles de refugiados que han venido de países devastados por la guerra para buscar nuevas vidas con dignidad y libertad.

El silencio de Documenta es inaceptable y sólo termina por apoyar al Alcalde Kaminis, al Estado, a la Iglesia y las ONG que se oponen a nosotros y llevan a la fuerza a miles de personas a los campos de concentración segregados, preparados y listos para aquellos cuerpos que su director dice que está tratando de proteger. Este acto violento está dividiendo los cuerpos legítimos de los ilegítimos por la fuerza del estado y Documenta hasta ahora ha estado en silencio.

Los eventos previos de la Documenta 14 -que hicieron parte de “El parlamento de los cuerpos”- hablaron de las voces de la resistencia, las voces transgénero, las voces de la minoría. Bueno, somos esas voces, no tenemos género, somos migrantes, somos parias modernos, somos los disidentes del régimen y estamos aquí. Caminamos contigo, andamos por las calles paralelas, pero no nos ves – tienes tus ojos entrenados en las líneas de puntos azules de tu Google map. Ustedes han sido programados y condicionados para no vernos, para extrañarnos y evitarnos – nuestra cultura ha sido censurada. Les pedimos que recalibren sus dispositivos, les pedimos que se pierdan, que le hagan hack a su automatización y vuelvan a conectar su punto de vista cultural.

Mientras todas las líneas aéreas de bajo presupuesto han aterrizado en nuestras pistas, hemos enfrentado algunas batallas serias.

Hace sólo tres semanas, al amanecer del 13 de marzo de 2017, el Estado desalojó la Villa Zografou. Al mismo tiempo atacaron a los refugiados de Alkiviadou y arrestaron a 120 refugiados sólo para liberarlos en el frío, sin hogar y sin sus pertenencias en las calles a medianoche. Esto no es un incidente aislado de opresión. El verano pasado en Tesalónica, la gente se enfrentó al desalojo violento y al arrasamiento con bulldozer de sus hogares de refugiados. En Lesvos, el campo de cocina fue destruido. Inmediatamente después de estos desalojos y abusos bárbaros, el alcalde Kaminis declaró que la ocupación de edificios propiedad de los municipios por parte de los emigrantes es “degradante para la ciudad”. El mismo alcalde se presentó ante ustedes el 6 de abril presidiendo con pompa la rueda de prensa de Documenta.

El gobierno griego amenaza hoy con destruir a cualquier persona que busque la solidaridad de base, la auto-organización y para construir espacios para nuevos comienzos. Más de 2000 refugiados comparten estos espacios con artistas y otros, y forman comunidades.

Esta limpieza agresiva no se detendrá y estamos amenazados de perder todas las casas autónomas para el verano de 2017. Estas casas son nuestra cultura, nuestros hogares y nuestras estructuras. El alcalde de Atenas los llama ghettos, pero lo que es el gueto de un hombre, es el hogar de miles de personas y un sitio de expresión e interacción social.

LE PEDIMOS PRIMERO BUSCAR ATENAS Y ENTONCES APRENDER DE NOSOTROS. PARTICIPANDO CIEGAMENTE ESTÁS APOYANDO LA GHETTIFICACIÓN DORADA DE NUESTROS VECINDARIOS, EL DESALOJO DE NUESTRAS COMUNIDADES Y LOS SISTEMAS DE PATRIARQUÍA QUE ESTAN EN NUESTRAS MANOS CUANDO ESTAMOS INTENTANDO CONSTRUIR NUESTRAS ARQUITECTURAS PROPIAS, SOSTENIBLES.

CONSIDERE SU PARTICIPACIÓN Y EL PAPEL EN LOS EVENTOS QUE IMPLÍCITAMENTE APOYA Y DAN LEGITIMIDAD AL ALCALDE Y LAS ACCIONES DEL ESTADO.

USTED ESTÁ CONDONANDO LA GUERRA EN INICIATIVAS DE BASE PARA TODOS SI USTED IGNORA NUESTRA LLAMADA.

SOLICITAMOS SU APOYO Y SOLIDARIDAD PARA:

CIERRE LOS CAMPOS, NO LOS SQUATS
SOLIDARIDAD A TODOS LOS SQUATS
CONTRA EL VERGONZOSO ACUERDO UE-TURQUÍA
ABRIR LAS FRONTERAS

8 de abril de 2017, Artistas contra los desalojos

Traducido para @esferapublica por Iris Greenberg

***

Textos relacionados

Esferapública en Documenta 12

Por Victor Albarracin

Rolling Stone, La Esfera Rodando En LenguasEsfera Pública fue invitada a participar en Documenta 12 en el proyecto Documenta 12 Magazines (D12M), que convoca a más de 80 proyectos editoriales independientes de distintas partes del mundo. Para un espacio de discusión como Esfera Pública, donde se ha reflexionado críticamente en torno a las grandes exposiciones, esta invitación generaba preguntas sobre el sentido de participar en una exposición como Documenta: ¿Cómo participar?, ¿Qué implicaciones tendría para un espacio como Esfera Pública? ¿Tiene algún interés para sus miembros reflexionar en torno a las preguntas que propone Documenta? Por una parte, algunos participantes manifestaron temores de que Esfera Pública fuese “absorbida” por una exposición tan emblemática. Por otra, se pensó que la independencia del espacio se viese comprometida o que fuese a alterar sus dinámicas de discusión para adaptarse al formato que se propone desde Kassel.

Esferapública: del margen a la legitimidad

Por William Lopez

Esferapública: del margen a la legitimidadLos sujetos del discurso sobre el arte ya no responden, en Esferapública, a la definición canónica del ciudadano del arte, occidental, ilustrado y cosmopolita, que comparte con sus iguales, al menos idealmente, unos referentes específicos enclavados dentro de la historia europea del arte, la estética, la teoría del arte y, en general, lo que podríamos llamar «alta cultura», y un dominio profundo de la retórica de la escritura. Los polemistas de este foro electrónico, por el contrario, hablan desde lugares ideológicos muy disímiles, es decir desde tradiciones artísticas y teóricas ubicadas en muchos casos casi en los extramuros del campo del arte. Allí conviven y discuten, en igualdad de condiciones, unos pocos de los antiguos profesionales del arte, casi siempre muy reacios a perder su estatus debido a la débil regulación social de la discusión, una nueva generación de escritores que, a pesar de lo reducido de su círculo, han logrado restituir el sentido social a la práctica artística en diferentes niveles y un público más o menos reducido y heterogéneo que de vez en vez participa y completa una comunidad de intereses. Esta significativa modificación fue determinando que particularmente Esferapública empezara a convertirse a lo largo de los últimos años en un escenario clave dentro de los procesos públicos de construcción de la legitimidad artística en Colombia.

14 views

Una opinión sobre Documenta 14 ¿Aprender de Atenas?

  1. Ojo Negro abril 10, 2017 at 4:36 pm

    Me parece parte de la decadencia del Arte el que un “director artístico” sea el que determina lo que los artistas tienen que expresar para ser admitidos en un evento de estos. ¿Es el tema que a todos interesa? Y no es que carezca de interés el tema propuesto. Pero ¿son libres los artístas? Cuantas opciones tienen los artistas para que sean libres de comunicar sus propios conceptos. ¿Tómalo o déjalo? ¿Será que el que trasciende es el tiránico teórico de turno, sin el cuál el artista no es más que un neo – artesano construyendo objetos a tácito pedido (técnica y conceptualmente hablando)?.
    Dejó el artista de protagonizar su propia comunicación con el público. ¿Quiénes lo reemplazaron? El señor Adam Szymczyk, el señor Paul B. Preciado con sus (que ironía) “Ejercicios de Libertad”, académicos, y teóricos. Lo patético es que, mientras el artista es autónomo para sentir lo que quiere explorar y comunicar, los tales académicos, cual parásitos, deben su existencia a talento ajeno. Y cómo parásitos van a terminar con su huésped. Ya lo planteó Tom Wolfe en su libro de 1989, “La palabra pintada”, al final de lo que se va a hablar y lo único que valdrá la pena debatir, serán las teorías de los críticos y los académicos. El despreciable mazacote de artistas ni siquiera tendrá que ser talentoso. Los objetos construidos no demandaran (ya no lo hacen) una forma especial de hacer las cosas al servicio de un concepto propio. Con un buen inventario de ferretería y baratos materiales de construcción, y un mamotretudo y esquizofrénico “copy and paste” coherente, eso sí, con las teorías del académico y/o crítico de moda será (ya es) suficiente. Negocio redondo. Mucho dinero moviéndose con criterios ambiguos, irrebatibles, impalpables. Universidades e inversionistas en su salsa. Pilas de tierra, ladrillos, pantallas viejas, que por sí solas nada transmiten al público, y que nunca dejarán de ser basura, generan ese movimiento. Las universidades de plácemes. Sacan a una montonera de ineptos que pagaron bien caro su derecho a ser neo – artesanos con trascendencia ajena. Aunque los artesanos de antes debían cuando menos ser hábiles.